Castillo de Nogales

Fondo de la puntuación
El castillo de Nogales se ubica sobre un pequeño cerro que domina la localidad del mismo nombre. Fue construido por orden de Lorenzo Suarez de Figueroa entre 1458 y 1464, tal y como atestigua la inscripción de su puerta de entrada. Destaca la esbelta torre del homenaje. Es necesario concertar visita previa.

El castillo de Nogales se sitúa sobre un pequeño cerro que domina la localidad del mismo nombre, ubicada al este de la provincia de Badajoz, muy cerca de Jerez de los Caballeros, Zafra y la frontera con Portugal.

Fue testigo y escenario de las numerosas disputas que mantuvieron los españoles con portugueses y franceses a lo largo de la historia.

La fortaleza fue construida entre 1458 y 1464, según indica la inscripción de la puerta de la torre, por mandato del entonces Señor de Villalba, don Lorenzo Suárez de Figueroa.

Se utilizó mampostería para los muros, con sillares en los ángulos, y ladrillo para las ventanas y otros detalles, al gusto mudéjar.

El castillo de Nogales es una de las construcciones militares más importantes de la región, por la regularidad de su traza, buena construcción y armonía arquitectónica.

Consiste en un recinto cuadrangular amurallado con lienzos de altura moderada, baluartes en las esquinas, y una torre del homenaje en su centro.

En su día, todo el perímetro exterior del recinto estuvo protegido por un foso.

La puerta de acceso al mismo está coronada por dos escudos de armas allí colocados por Gómez Suárez de Figueroa cuando se terminó la construcción, uno con las armas de su familia, los Figueroa, y el otro con las de su esposa, Constanza Osorio y Rojas.

Destaca la torre del homenaje, de plata cuadrada y 35 metros de altura, con varios pisos y una terraza.

Sus gruesos muros se abren al exterior en una serie de vanos.

Destaca la decoración de la elegante puerta de acceso, donde se fusionan los estilos gótico y mudéjar.

En su interior, todas las plantas de la torre están cubiertas por bellas bóvedas de crucería y proliferan los motivos árabes realizados en ladrillo, madera y azulejos, muchos de los cuales se han ido perdiendo con el paso del tiempo.

La fortaleza ha sido recientemente restaurada, por lo que, hoy día, su visita es totalmente recomendable.

Permanece abierto al público todos los días en horario de mañana, aunque es necesario concertar visita previa.

Elementos relacionados con: Castillo de Nogales
No existen elementos