Embalse de Orellana y Puerto Peña

Fondo de la puntuación
El paisaje está dominado por las aguas remansadas del embalse de Orellana, flanqueadas por sierras de mediana altitud que destacan sobre grandes extensiones de dehesas, pastizales y cultivos de secano En una de las zonas húmedas con mayor valor ecológico de Extremadura. Prueba de ello es la gran cantidad de especies de aves que atesora este enclave.

Este espacio natural está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) "Embalse de Orellana y Sierra de Pela".

Además, el embalse de Orellana fue incluido en la Lista de Humedales de Importancia Internacional.

El embalse de Orellana cuenta con lugares donde se concentran importantes cantidades de aves acuáticas, especialmente de patos invernantes como cuchara común, ánade friso, silbón europeo o cerceta común, con grandes bandos de focha común y zampullín cuellinegro.

Además existen islas artificiales para la nidificación de especies coloniales como el charrancito, la pagaza piconegra o la cigüeñuela.

También se asienta, sobre una gran isla cubierta de atarfes, una enorme colonia de garzas que acoge a más de 2.000 parejas, en la que nidifican garcilla bueyera, garceta común, martinete, garza real, y cigüeña blanca, fundamentalmente.

En ocasiones se observa, a orillas del embalse, grandes concentraciones de cigüeña negra, algunas veces superando los 100 ejemplares.

En las zonas de dehesas y pastizales, se observan especies como elanio azul, águila calzada, milano negro, rabilargo, etc.

Mientras, en las sierras, sobre los roquedos que las coronan, nidifican el búho real, el alimoche, la cigüeña negra, el águila real, y el águila-azor perdicera.

Es de obligada visita el observatorio de Puerto Peña, uno de los enclaves más espectaculares de Extremadura para ver aves.

Se trata de un lugar único, en el que nidifican hasta 4 parejas de cigüeña negra en un mismo roquedo, y donde también se pueden ver otras rapaces como el águila-azor perdicera, el buitre leonado, el alimoche y el halcón peregrino.

Sobre las ruinas del Convento de Nuestra Señora de la Asunción, se asienta una colonia de cernícalo primilla que acoge a más de 40 parejas y donde es posible observar a placer a estas rapaces.

Por último, otro de los ecosistemas valiosos para las aves que encontramos son las zonas de cultivos de cereal y pastizales, donde viven las aves esteparias.

Podremos observar con facilidad aves tan emblemáticas como la avutarda, el sisón o el aguilucho cenizo.

Época recomendada para la visita La mejor época para las zonas esteparias y los roquedos es la primavera, ya que la mayor parte de la avifauna es de carácter estival.

Sin embargo, el embalse acoge a más especies y en mayor número tanto en el paso migratorio como en invierno.

Accesos La principal vía de acceso es a través de la N-430, que permite llegar a las localidades de Orellana la Vieja, Navalvillar de Pela y Casas de Don Pedro.

Elementos relacionados con: Embalse de Orellana y Puerto Peña
Naturaleza y Actividades Acuáticas
Naturaleza y Actividades Acuáticas
Naturaleza y Actividades Acuáticas
Fondo de la puntuación

Los espacios naturales de la provincia ofrecen al visitante mil maneras de disfrutar de ellos, realizando actividades de ocio y tiempo libre en plena naturaleza.

Ver más
Club Birding Extremadura
Club Birding Extremadura
Club Birding Extremadura
Fondo de la puntuación

Los amantes de las aves encontrarán en la provincia de Badajoz auténticos paraísos y lugares sorprendentes, por la singularidad de sus espacios naturales y la riqueza natural que esconden.

Ver más