Termas romanas de Alange

C/ Baños, 58. 06840 Alange (Badajoz)

telefono: 924365106

fax: 924365168

email: balneariodealange@gmail.com

website: http://www.balneariodealange.com/

Fondo de la puntuación
Las termas romanas de Alange, situadas en el municipio del mismo nombre, pertenecen al Conjunto Arqueológico de Mérida, habiendo sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por su excelente estado de conservación. Hoy día se puede disfrutar de su uso en el balneario de Alange.

Las termas romanas del balneario de Alange forman parte del Conjunto Arqueológico de Mérida, que ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad, otorgado por la UNESCO.

Constituyen el monumento más relevante y conocido del municipio de Alange, situado a unos 18 km de Mérida.

Dentro de la localidad, las termas se ubican en el sector más bajo del pueblo, al pie del cerro de la Mesilla.

Aunque probablemente su origen es anterior, el hallazgo de un Ara Votiva sobre una losa de mármol blanco, datada en el siglo III, sugiere que ya existían en la época de los emperadores Trajano y Adriano.

Por la inscripción de la pieza se sabe que Licinius Serenianus Clarissimus la mandó esculpir en honor a la diosa Juno Regina, como agradecimiento por la curación de su hija Varinia Serena.

En la actualidad se exhibe en uno de los patios del balneario.

En tiempos romanos, las termas de Alange eran conocidas con el nombre de Aguae y acudían a disfrutar de sus aguas los miembros más destacados de la sociedad.

Los restos encontrados sugieren que el primitivo balneario fue un importante establecimiento termal, en el que las termas frías se completaban con caldarium o piscinas calientes, baños de vapor y hermosos jardines, todo decorado con estatuas y pinturas.

La construcción romana, de planta rectangular, mide unos 33 metros de largo por 16 de ancho.

Alberga en su interior dos cámaras circulares idénticas, una para cada sexo, dotadas de gradas para facilitar el acceso de los bañistas a las piscinas situadas en su centro.

Las cámaras están rematadas en una cúpula de forma semiesférica con un oculus o apertura circular central.

Tras la ocupación romana, las termas son abandonadas, hasta finales del siglo XVIII, cuando son redescubiertas y rehabilitadas para su uso.

A comienzos del siglo XIX se construye el edificio que aloja el actual balneario de Alange, que permitió el resurgir de la instalación termal.

La visita a las termas se concierta en el propio balneario, existiendo dos turnos de visitas guiadas.

Elementos relacionados con: Termas romanas de Alange
No existen elementos